Doctor Zhivago (1965). La película

Actualizado: 13 may 2020


Boris Pasternak no podía imaginar la repercusión que iba a tener su novela Doctor Zhivago y lo que supondría en su vida. La extensa novela enmarcada en el momento histórico de la revolución bolchevique en Rusia a principios del siglo xx, trata de un médico poeta que no asume todas las responsabilidades que se derivan de la nuevo contexto político y que mantiene una relación sentimental adultera. Todas esta circunstancias hacen que las autoridades soviéticas consideren la novela y a su autor un caso típico de desviación ideológica "lleno de odio al socialismo" y prohibieron la publicación de la novela.


Una novela prohibida


No fue hasta 31 años después, en la época de la glásnost de Gorbachov, que finalmente se edito en Rusia.

Mucho antes, en 1957, el editor Giangiacomo Feltrenelli no dudó en publicar una traducción del manuscrito que había llegado clandestinamente a Italia, . Un año mas tarde, Boris Pasternak recibiría el Premio Nobel de Literatura, que no pudo recoger personalmente en Estocolmo por la prohibición explícita de las autoridades rusas de no abandonar el país .En su lugar, Pasternak envió un ya famoso telegrama: "Pertenezco a Rusia por mi nacimiento, mi vida y mi trabajo. Para mí, abandonar mi país sería como morir'.' Murió, de hecho, dos años después, con 70 años.





Carlo Ponti convenció a la Metro Goldwyn Mayer para producir la película.


En Italia, el productor Carlo Ponti se entusiasmo con la novela y adquirió los derechos, quizá soñando en repetir el éxito que había obtenido con Guerra y paz (King Vidor, 1956), adaptación de otra novela rusa, en esta ocasión de Tolstói, que había contado con la interpretación estelar de Henry Fonda, Audrey Hepburn, Mel Ferrer y Vittorio Gassman. En los años sesenta, Carlo Ponti se encontraba en su mejor momento profesional, alternando sabiamente la producción de películas de clara ambición popular con otras de Jean Luc Godard, Michelangelo Antonioni, Jean Pierre Melville, Claude Chabrol, Marco Ferreri... Soñó con rodar Doctor Zhivago en la Unión Soviética, y convenció a la Metro Goldvvyn Mayer de involucrarse financieramente en el proyecto, lo que no le fue fácil ya que los productores de la Metro Goldwyn Mayer habían tenido un notable fracaso comercial con Rebelión a bordo (Lewis Milestone, 1962), del que ni la brillante participación de Marlon Brando les había salvado: no parecían, pues, dispuestos a arriesgarse con otra película de tan alto costo. Carlo Ponti logró convencerles finalmente al sugerir el nombre de David Lean como director de la película. La respuesta le llegó con rapidez: “Tenemos confianza en David Lean. Es uno de los más grandes artistas de la industria cinematográfica".


David Lean un director en la creta de la ola.


Lean estaba, de hecho, en la cresta de la ola. Había realizado recientemente películas tan importantes y de tanto éxito como El puente sobre el río Kvvai (1957) y Lawrence de Arabia (1962), además de haber sido responsable de buena parte de La historia mas grande jamás contada (George Stevens, 1965), junto a otros directores no acreditados: Jean Negulesco, Fred Zinnemann... David Lean consideró que Doctor Zhivago era la mejor novela que había leído en toda su vida, según cuenta su biógrafo Kevin Brovvnlovv:

"No es más que la vida de un hombre, pero también es la vida de cada uno de nosotros. No sé si se podrá reducir su extensión sin destruir la novela, pero estoy tentado de hacer la película, sobre todo tras haber leído tantas historias sin interés y sin personaje'.'

Lean exigió que el guión fuera escrito por Robert Bolt, con quien ya había trabajado en Lawrence de Arabia y con quien volvería a hacerlo años después en La hija de Ryan (1970). Sin embargo, ambos discutieron seriamente a lo largo de los 10 meses que necesitaron para escribir un primer trata miento cinematográfico: a Robert Bolt le interesaba el drama político de Zhivago mas que su historia de amor, que era precisamente el ángulo que Lean prefería: estaba convencido de que era ese aspecto de la vida de Zhivago el que iba a interesar más al público. Reunidos en Madrid para discutir los últimos detalles, guionista y director estuvieron varios días sin dirigirse la palabra, tan enorme era su desacuerdo. Finalmente acabaron el proyecto, al parecer a satisfacción de ambos.






#Doctor #Zhivago #cine #cineclasico #sigloxx

228 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo