Interprete

Orson Welles

Orson Welles (1915-1985). Hijo de un acomodado ingeniero y una pianista de concierto, fue un niño prodigio y quedo huérfano a los 15 años. El periódico local de su ciudad natal, Kenosha (Wisconsin), publicaría un artículo bajo el título ‘Orson Welles, dibujante, actor, poeta y no tiene más que diez años’. En 1931, se graduó de la Escuela Todd en Woodstock, Illinois. Rechazó las ofertas universitarias para una gira de bosquejos de Irlanda. Intentó sin éxito ingresar a los escenarios de Londres y Broadway, viajando un poco más en Marruecos y España. En 1938, su pericia como guionista y locutor le convierten en una estrella cuando decide gastar una broma para celebrar la víspera de Halloween con un programa para la CBS La guerra de los mundos. El año siguiente, 1939, el joven locutor firma su primer contrato con los estudios de la RKO, nace así Ciudadano Kane (1941), filme que él mismo protagoniza, dirige, escribe y produce.

En El Cuarto Mandamiento, 1942, produce y dirige esta obra maestra e interviene como narrador –la voz de Dios– sin aparecer jamás físicamente en pantalla y en años sucesivos dirige y participa en varias películas Estambul (1943), Alma rebelde (1943), Sueños de gloria (1944), Mañana es vivir (1946), El extraño (1946), Duelo al sol (1946), La dama de Shanghai (1947). Tras el fracaso de Macbeth (1948), Welles se destierra a Europa donde rueda entre otras El tercer hombre (1949) y Otelo (1951) y no vuelve hasta 1958 para dirigir a instancias de Charlton Heston Sed de mal (1958).
Orson Welles contrajo matrimonio en tres ocasiones: las tres eran actrices. A los 19 años su matrimonio con Virginia Nicholson dura un solo año y fruto de la unión, nace su primogénito, Christopher. Tras una tormentosa relación contrae matrimonio con Rita Hayworth. De esta unión, mantenida entre 1943 y 1947, nace su hija Rebecca. Se casa por tercera vez en 1955 con la italiana Paola Mori, condesa de Cifagio (actriz en su filme Míster Arkadkin), con la que tiene a su otra hija, Beatrice.

Cuentan que un joven Welles visitó Sevilla a los 17 años y quedó prendado de España. El cineasta volvería a la Feria sevillana en varias ocasiones, subyugado por la fiesta, y los toros, eligiendo este país para rodar varias de sus películas, como Campanadas a medianoche (1965), considerada por el director su obra preferida y producida con presupuesto español, Don Quijote (1992), o Míster Arkadin (1955), rodada en localizaciones de Catalunya. Aunque visitaría también, Navarra, Madrid, o Ibiza, se declara profundamente enamorado de Andalucía. Por ello eligió la finca Recreo de San Cayetano, sita en Málaga y propiedad del ex matador de toros Antonio Ordoñez, como última morada. Sus cenizas se hallan esparcidas por todo el terreno. En los últimos años, Welles sobrevive económicamente gracias a los ingresos que obtiene protagonizando anuncios de vinos y otros productos en televisión. Su salud es precaria. En 1985 muere tres días después de su última aparición pública durante una cena en compañía de Burt Reynolds, que le ofrece colaborar en su último filme.
Años antes, en 1971, la noche en que la Academia de Hollywood le otorgaba un Oscar especial por su contribución al cine.

El cine es el más maravilloso tren eléctrico que un muchacho haya podido soñar