Interprete

Natalie Wood

Natalie Wood (1938-1981). Hija de emigrantes rusos (padre, arquitecto y director artístico;madre, bailarina de ballet clasico), la bellísima Natalia Nikolaevna Zakhaenko nació en San Francisco el 20 de julio de 1938. Al mismo tiempo que la familia obtiene la nueva nacionalidad, sustituye su largo apellido por el de Gurdin, que Natalia también cambiaria más adelante. Debuta en el cine a la edad de cuatro años en Happy time (1943), llorando porque se le ha caído su helado, y sus padres deciden trasladarse de Santa Rosa a Los Ángeles para facilitar la futurible carrera de la niña.

La siguiente oportunidad se hace esperar, y tarda tres años en participar en su siguiente película, Tomorrow is forever, que tampoco llama la atención. Sin embargo, con su interpretación en De ilusión también se vive (1948), convertida inmediatamente en clásico navideño, conquista el corazón de América.

En lo que resta de década y la siguiente trabaja sin descanso, rodando una veintena larga de películas de muy distinta calidad, entre las que destacan especialmente El fantasma y la señora Muír, Rebelde sin causa y Centauros del desierto. La adorable niña ha dado paso a una atractiva adolescente, y Natalie logra evitar la crisis que la madurez representa para la mayoría de los actores infantiles. Esplendor en la hierba (1961) y West side story (1961) -para la que es doblada- suponen la confirmación de su estrellato.

Los sesenta representan para ella un nuevo perfil, el de la mujer moderna y liberada, bien sea en películas románticas (Amores con un extraño), comedias (La picara soltera y La carrera del siglo) o ensayos autorales (Bob, Carol, Ted y Alice). Pero en los setenta y ochenta trabaja poco y de forma intermitente, y el bajón de calidad es más que notable.

Nunca ganó un Oscar, aunque optó a el en tres ocasiones: en 1955, 1961 y 1963.